Accueil >> Non classé >> Encuentro entre una padrina y su ahijada peruana

Encuentro entre una padrina y su ahijada peruana

Entrevista de Carole, madrina de Ruth Camila, que visitó Perú en septiembre de 2022.

¿Cómo usted conoció la existencia de Los Chicos de Cusco y desde cuándo es patrocinadora de la asociación?

Una amiga que apadrina a dos niños en la asociación me habló de ello y me dijo que era algo muy serio, y como quería hacer algo para ayudar a los niños, aproveché la oportunidad.
Así que he estado patrocinada a Ruth Camilla desde 2015.

¿Nos puede presentar a su ahijada? ¿Ya tuvo la oportunidad de tomar noticias o hablar con ella?

Ruth Camilla nació el 19 de noviembre de 2009, tenía 6 años cuando empecé a apadrinarla. Es una niña encantadora, que por desgracia no tiene padre, su madre la está criando sola y no tiene mucho dinero. Nos escribimos muy rápidamente: me enviaba bonitos dibujos y me escribía para agradecerme que le permitiera ir a la escuela. 

¿Qué le llevó a querer ir a Perú?

Camilla siempre me decía en sus cartas que esperaba conocernos a mi marido y a mí. ¡Fue mutuo! Perú siempre nos ha atraído, queríamos ir a descubrir este hermoso país en 2019 pero llegó el covid y tuvimos que aplazar nuestro viaje. Finalmente pudimos ir en septiembre de 2022. Antes de irnos, organizamos nuestra reunión con la asociación y la madre de Ruth (me gustaría agradecer a Marlene y Anne-Lise de la asociación por dedicar su tiempo, ya que son voluntarias). Camilla ya no estaba en la escuela de Asvin, sino en la universidad, así que nos reunimos en su casa.

¿Cómo fue el encuentro con Ruth y su familia?

Fue muy emotivo: Ruth había preparado un cartel para darnos la bienvenida, nos reconocimos enseguida (porque le había enviado fotos), nos abrazamos y lloramos todos, había mucha emoción por ambas partes. Después, la madre de Ruth nos invitó a pasar y nos ofreció una copa. Les ofrecimos algunas especialidades de nuestra región y nos hicimos fotos. Ruth nos enseñó la granja de cuyes de su madre. Habíamos llevado a un traductor para poder hablar fácilmente de los estudios de Ruth y de sus vidas. Ruth siempre se quedaba a mi lado, ¡estaba tan contenta de vernos en la vida real! La madre nos invitó a comer para darnos las gracias por todo. Fue un momento maravilloso de intercambio. Finalmente, acompañamos a Ruth al colegio por la tarde.

¿Qué recordará de este momento?

Un encuentro extraordinario. Es necesario apadrinar a estos niños para que puedan tener una educación. Si no lo hubiera hecho, Ruth Camilla seguramente no habría podido ir a la universidad (aunque su madre trabaja, no gana lo suficiente para pagar la educación de sus hijos, sólo lo suficiente para alimentarlos, la vida es dura). Nos están muy agradecidos.
Fue gratificante, prometimos seguir apadrinando a Ruth hasta que termine sus estudios, para que no tenga que trabajar para pagarlos, como su hermano. Son personas muy entrañables y estoy muy contento de haber conocido la asociación Los Chicos de Cusco que me permitió hacer este hermoso encuentro.

Si estás interesado.a en apadrinar, Los Chicos de Cusco ofrece apadrinamientos de clase que nos permiten apoyar a los niños de una clase en nuestras escuelas asociadas (los apadrinamientos individuales ya no se ofrecen debido a la complejidad de su organización y seguimiento).

Top